La lucha de Jasic: debate de balance entre los maoístas chinos

 

Against the Current

 

 

En julio del año pasado, 2018, 89 trabajadores de la empresa Shenzhen Jasic Technology Co. Ltd. exigieron el derecho a crear un sindicato. Aunque en la última década ha habido un creciente número de conflictos y huelgas obreras en Shenzhen, el caso Jasic es inusual, ya que fue apoyado abiertamente por un grupo de estudiantes y recién graduados maoístas y marxistas.Los activistas estudiantiles llegaron a Shenzhen y apoyaron las reivindicaciones de los trabajadores de mejores condiciones de trabajo, el pago de salarios atrasados y la seguridad social, junto con la indemnización por despido así como la creación de un sindicato. Procedentes de diferentes partes de China, organizaron un “Grupo de Apoyo a los trabajadores de Jasic” y se unieron a los trabajadores de Jasic que combatían a la policía.

También establecieron un sitio web – que ahora ha sido eliminado – llamado “Vanguardia de nuestra era” para dar a conocer el caso Jasic y pedir apoyo a las luchas de estos trabajadores. [En la actualidad el sitio web oficial del grupo de apoyo, probablemente gestionado desde algún lugar fuera del país, es https://jiashigrsyt1.github.io/]

La lucha de Jasic se intensificó rápidamente pasando de ser una lucha de organización sindical en una planta a una lucha política contra las autoridades locales. Enseguida fue reprimida, con muchas detenciones. Cuatro trabajadores están a la espera de juicio y 34 simpatizantes están bajo arresto domiciliario, obligados a repudiar su causa, o han desaparecido. De los 34, dos son de ONGs y no tenían nada que ver con el caso mas allá de reenvíar noticias con sus teléfonos móviles.

Casi dos docenas más, al regresar a la universidad, han sido interrogados, amenazados, golpeados y en algunos casos expulsados. Como algunos clubes universitarios marxistas perdieron su registro, varios intelectuales de izquierda, entre ellos Noam Chomsky, han hecho públicas declaraciones de apoyo a los activistas detenidos y anunciado su intención de boicotear las conferencias sobre marxismo patrocinadas oficialmente por China.

Más de 50 estudiantes actuaron en solidaridad con los trabajadores de Jasic. Muy distinto de lo que sucedió en la plaza de Tiananmen en 1989, cuando al comienzo de las protestas, los intelectuales y los estudiantes se aislaron de los trabajadores.

Tanto el profesor Pun Ngai en la Universidad de Hong Kong como el escritor y activista Au Loong Yu han calificado el caso Jasic, en el que los estudiantes se han organizado y movilizado en apoyo de los trabajadores, de “importancia histórica.” Au ha señalado que aunque los estudiantes individualmente por primera vez apoyaron a los trabajadores de saneamiento en la huelga de Guangzhou de 2009, en el caso Jasic los jóvenes maoístas desarrollaron “un alto perfil de resistencia y confrontación”, que evidencia su compromiso en una situación altamente represiva.

Mientras que estos autoproclamados socialistas en China provienen del maoísmo, este artículo sobre sus debates internos muestra como están tratando de resolver problemas estratégicos y tácticos frente a la aguda represión, y las diferencias regionales y de niveles de conciencia y combatividad de los trabajadores. El autor, Qian Benli, es un activista laboral en China.

Para firmar una petición en favor de la liberación de los militantes chinos presos ir a https://www.labourstartcampaigns.net/show_campaign.cgi?c=4078 .

En términos generales, en China hoy hay dos grandes tendencias maoístas. Una tiene más conexiones con la nomenklatura del régimen. Están a favor del nacionalismo en el pensamiento de Mao y defienden a los actuales dirigentes del Partido Comunista Chino (PCCh) por su posición firme en contra de Occidente.

Otra tiene una posición mucho más crítica sobre el régimen chino actual. Creen que el PCCh ha sido controlado por los capitalistas y la solución es la revolución proletaria. (1) Esta segunda tendencia prefiere identificarse a sí misma como marxista-leninista-maoísta de izquierda (en lo sucesivo, ml-ml). (2)

De acuerdo con un artículo publicado por el sitio web Red China (China Roja), la corriente ml-ml emergió como una fuerza política a principios de este siglo XXI a partir de varios grupos de izquierda presentes en internet. Inicialmente sus miembros incluían a activistas obreros veteranos que han participado en las luchas contra la privatización de las empresas de propiedad estatal (EPE), antiguos miembros del PCCh que no les gustaban las reformas capitalistas, guardias rojos de la Revolución Cultural, etc.

Después de 2012, la ml-ml se revigorizó con sangre fresca de grupos universitarios de izquierda, con estudiantes e intelectuales jóvenes. La movilización de Jasic en 2018 mostró que la ml-ml era más mayor y estaba mejor organizada que otras corrientes de izquierda en China, pero no hay evidencias de una organización unificada.

De hecho, los debates provocados por las consecuencias de esta movilización muestra que las generaciones veteranas y las más jóvenes de ml-ml -para mayor comodidad, ‘guardias’ viejos y jóvenes- tienen desacuerdos políticos y estratégicos importantes.

Jasic: una breve cronología

Muchos informes han descrito los detalles del conflicto de Jasic y las protestas relacionadas, la movilización y la represión. En este artículo no vamos a repetir toda la historia, pero si trazar una breve cronología para entender los debates dentro de la corriente ml-ml.

Desde marzo hasta julio de 2018: Varios casos de resistencia contra reglas ilegales y las intimidaciones de la dirección en la fábrica Jasic en Shenzhen. Varios trabajadores de Jasic decidieron establecer un sindicato de fábrica y buscaron la ayuda de la sección sindical oficial del distrito. Esta última respondió que primero debía obtener el consentimiento de la dirección de la fábrica.

10-18 de julio: Los activistas obreros recogieron 89 firmas de sus colegas que querían unirse al sindicato de fábrica. Sin embargo, estos activistas fueron despedidos por la dirección de uno en uno con diferentes excusas.

20 julio: Siete trabajadores despedidos protestaron fuera de la fábrica. La policía vino y se los llevó. Fueron física y mentalmente maltratados en la comisaría de policía. Más tarde, otros trabajadores protestaron frente a la comisaría de policía y exigieron la liberación de los siete trabajadores. La policía detuvo a algunos de estos manifestantes.

21-27 de julio: Información online y comienzo de la movilización. Más protestas fuera de Jasic y las comisarías de policía. Los participantes eran principalmente trabajadores de la fábrica en Shenzhen. El día 27, la policía hizo un arresto masivo de 30 manifestantes, entre ellos un estudiante.

De 28 de julio a principios de agosto: La propaganda y la movilización se intensifican. Tanto viejos como jóvenes guardias ml-ml, y de otras corrientes de izquierda, el movimiento obrero en todo el país, y estudiantes de muchas universidades mostraron su solidaridad de diversas maneras. Los medios internacionales comienzan a informar del conflicto.

Se forma el Grupo de Apoyo a los trabajadores de Jasic (en lo sucesivo, el grupo de apoyo). Cada vez más personas llegan a Shenzhen para unirse al grupo, incluyendo tanto guardias jóvenes como viejos de la ml-ml. La policía local se convierte en su principal objetivo.

11 agosto: El Grupo de Apoyo publicó una carta abierta, pidiendo a la autoridad central del PCCh que investigue a los “reaccionarios y las fuerzas del mal” que se esconden en el interior del gobierno de Shenzhen. Uno de los organizadores del Grupo de Apoyo, Shen Mengyu, fue secuestrado por la noche, lo que provocó una nueva ronda de boletines que condenan la represión y solicitan apoyo solidario.

24 de agosto: La policía allana el apartamento que el Grupo de Apoyo había alquilado para alojamiento temporal. Sesenta personas fueron detenidas, 50 de ellos estudiantes. La mayoría de los estudiantes fueron puestos en libertad en dos días. Sin embargo, algunos de ellos son constantemente acosados por sus universidades y la policía local. En otras ciudades varias personas relacionadas con la corriente ml-ml son arrestados por la policía en sus oficinas o residencias ese mismo día.

9-11 de noviembre 2018: Al menos otras 18 personas relacionadas con los ml-ml son detenidos en todo el país.

Actualización reciente: Una serie de grupos universitarios de influencia ml-ml haber sido sancionados. Muchos de los estudiantes que se unieron al grupo de apoyo (incluyendo los que no fueron a Shenzhen) están bajo vigilancia o son expulsados temporalmente de la universidad. A mediados de enero de 2019, 36 personas detenidas durante el conflicto de Jasic todavía no han sido liberados.

En marzo de 2019, por lo menos 10 miembros del Grupo de Apoyo se habían visto obligados a grabar vídeos de confesión, en los que afirman que el conflicto de Jasic fue causado por una conspiración de ultraizquierdistas para incitar a la subversión del poder del Estado.

Críticas por parte de los viejos guardias

Los guardias veteranos de la ml-ml están evidentemente descontentos con los resultados de la movilización de Jasic. Inicialmente, la crítica fue interna, pero los jóvenes guardias publicaron su respuesta en noviembre pasado. El 1 de enero de 2019, los viejos guardias publicaron una carta abierta a los jóvenes guardias en el sitio web de China Roja.

La carta empieza alegando que los atributos “pequeño-burgueses” de los jóvenes guardias han tenido consecuencias muy graves, que se muestran no sólo durante el conflicto de Jasic.

Señala que prestan más atención a los trabajadores migrantes jóvenes, pero descuidan a los trabajadores fijos de las SOE, prestan más atención a las regiones costeras, pero abandonan las del interior, prestar más atención a los procedimientos legales capitalista, pero abandonan los métodos de lucha más eficaces desarrollados por los trabajadores chinos en las luchas anteriores y pagan más atención a la propaganda en las redes sociales, abandonando el trabajo de organización entre las masas.

La carta a continuación, sostiene que la causa fundamental del fracaso en Jasic es lo que describen como la hoja de ruta burguesa del “movimiento obrero”:

En primer lugar la lucha por la creación de sindicatos formales y abiertas, legalizados por la ley capitalista; a continuación, la lucha por la democracia capitalista. Con el fin de constituir sindicatos, los jóvenes que defiendan las ‘teorías’ marxista-leninista-maoístas deben ir a trabajar a las fábricas y movilizar a los trabajadores para llevar a cabo la lucha. El método de ‘lucha’ debe ser exigir a los capitalistas; si la ‘lucha’ es reprimida, hay que hacer una petición al aparato del Estado capitalista; si se reprime de nuevo, hay que apelar al poder mágico de la opinión pública.

La carta sostiene que esta hoja de ruta puede funcionar en Occidente, pero no en la China actual. Porque China es un país semi-periférico en el sistema capitalista mundial, y la explotación de una gran cantidad de mano de obra barata es el elemento vital del capitalismo chino. Así, la clase capitalista no permitirá a los trabajadores organizar sindicatos legales mientras el dominio capitalista siga funcionando “normalmente”.

Cuando el dominio capitalista se desmorone frente a una marea revolucionaria, la clase obrera china podrá exigir los derechos sindicales de forma autónoma y en general, pero sus exigencias irán sin duda alguna más allá de eso en ese momento. Por lo tanto, la reivindicación básica de crear un sindicato en Jasic con la ayuda de los sindicatos oficiales del PCCh por parte de los jóvenes guardias era ilusoria desde el principio.

Los viejos guardias piensan que los jóvenes guardias cometieron más errores una vez que la protesta inicial de los trabajadores fue reprimida por la policía local. Un error fue esperar que la presión de la solidaridad de izquierda y de la opinión pública en el extranjero podría cambiar la posición del gobierno capitalista.

La carta señala que el poder de la opinión pública es muy limitado en la China actual. En la mayoría de los casos, el futuro de la lucha de los trabajadores depende decisivamente de las relaciones de poder de clase locales en cada momento. Los capitalistas locales y los burócratas sólo hacen concesiones cuando los trabajadores son una amenaza real para ellos – como una huelga eficaz capaz de causar importantes pérdidas económicas o afectar las promociones de los burócratas locales.

Otro error relacionado fue culpar a otras personas por no mostrar suficiente solidaridad tras el fracaso. La carta señala que la movilización de gente para mostrar su solidaridad en internet e ir a Shenzhen no salvó la lucha; en cambio, ha dejado al descubierto la red ml-ml y permitido que muchos izquierdistas jóvenes sean víctimas de la represión estatal.

Las posiciones de la Vieja Guardia

En su carta, los viejos guardias expliquen su propuesta de hoja de ruta correcta para la liberación proletaria en China. Instan a los jóvenes guardias a cambiar su enfoque de los sindicatos y la democracia capitalista y a concentrarse en la cuestión central de la revolución proletaria: cómo tomar el poder del Estado.

Afirman que China nunca dejará de ser un país semi-periférico en el sistema capitalista mundial. De acuerdo con su definición, los países del centro explotan a los otros países, como China tiene la mayor población del mundo, en su conjunto, simplemente no puede explotar a los otros países.

Por lo tanto, la clase capitalista china no será capaz de resolver las futuras crisis económicas y políticas. Esto provocará una crisis revolucionaria, pero en ese momento el proletariado chino no tendrá suficiente fuerza para tomar el poder estatal a nivel nacional. Habrá un período de transición de varias decenas de años. Durante este período, el proletariado formará su propio partido y madurará políticamente. Luego podrá tomar el poder.

Sin embargo, el dominio capitalista es ahora estable. Los viejos guardias sugieren que la principal tarea de los ml-ml es aprender los métodos y experiencias de las luchas de las masas trabajadoras, en lugar de tratar de “inspirar”, “dirigir” o “movilizar” las luchas de los trabajadores.

Por otra parte, los activistas jóvenes deben ir al interior en lugar de a las regiones costeras. En la medida que las regiones interiores de China están mucho menos desarrolladas económicamente, el poder de la clase capitalista es relativamente más débil, por lo que será más fácil establecer las bases revolucionarias del proletariado durante el período de transición.

Aunque el número de trabajadores migrantes es muy importante en las regiones costeras, no tienen fuertes lazos con los residentes locales (en muchos casos, ambas partes también tienen intereses en conflicto), por lo que les será difícil tomar el estado allí, incluso durante el período revolucionario.

Para hacer frente a la represión estatal, los viejos guardias también dan sugerencias concretas. Utilizan el ejemplo del caso del Grupo de Lectura Maoísta. (3). En otro artículo publicado recientemente en la web China Roja, los viejos guardias afirman que la campaña de solidaridad había sido dirigida por ellos desde enero de 2018.

Su estrategia fue reconocer la legitimidad del Estado, citando a Xi Jinping en la petición. Al mismo tiempo, reivindicar que los “ocho jóvenes” eran marxistas-leninistas que se dedican principalmente a actividades de bienestar social y no suponían una amenaza política.

Propusieron que después de entregar su petición al Ministro de Seguridad Pública, los cuatro fugitivos debían entregarse a la policía, públicamente, como una manera de ampliar la influencia de la corriente ml-ml (4).

El artículo concluye que estas estrategias han reducido al mínimo las pérdidas de los ml-ml en una situación en la que el equilibrio de poder de clase no estaba a su favor. Por el contrario, durante el conflicto de Jasic, los jóvenes guardias ignoraron las sugerencias y advertencias de los viejos guardias y se negaron a retirarse, lo que resulta en grandes pérdidas frente a la represión estatal.

Respuesta de los jóvenes guardias

Desde el pasado mes de noviembre, los jóvenes guardias han publicado una serie de artículos para responder abiertamente a las críticas y sugerencias anteriores. Defienden que la petición de un sindicato por parte de los trabajadores de Jasic no fue una propuesta surgida en los ‘jóvenes izquierdistas de origen social pequeño-burgués’, sino resultado de la auto-determinación surgida de las luchas obreras diarias.

También niegan la teoría de los viejos guardias de que la explotación de una gran cantidad de mano de obra barata siempre será el pilar del capitalismo chino. En su opinión, la transformación económica y la escasez de mano de obra ampliaran gradualmente el espacio para el movimiento sindical. Por lo tanto, cada vez más trabajadores, inevitablemente, harán suya esa reivindicación.

Los jóvenes guardias argumentan que su propia posición de apoyar la reivindicación de un sindicato no es reformista o una hoja de ruta más pequeño-burguesa – nunca han pensado o dicho que los objetivos finales fueran la creación de sindicatos legales o el logro de una democracia capitalista al estilo occidental. La apoyaron porque los trabajadores sindicalizados serían más propensos a acciones colectivas en la medida que el conflicto de clases se intensifique en el futuro.

También insisten en que protestar contra la policía después de la primera ronda de detenciones fue una decisión de los trabajadores, aunque fuese equivocada o demasiado optimista. Creen que el movimiento obrero de China, inevitablemente, madurará políticamente en el futuro, y que por lo tanto no se debe desalentar a los trabajadores que han tomado este paso en la actualidad.

Sobre la cuestión de la movilización de los estudiantes, sus argumentos son los siguientes: en primer lugar, después de la detención en masa del 27 de julio, los estudiantes eran la única fuerza que podía seguir protestando, y viajar a Shenzhen fue su opción proactiva. En segundo lugar, debido a las complicadas circunstancias y los rápidos cambios de coyuntura en Shenzhen, las acciones de los estudiantes no eran perfectas, pero esto no niega la naturaleza esencialmente progresista del Grupo de Apoyo.

En tercer lugar, como activistas los estudiantes se enfrentan a la maquinaria violenta del estado, tarde o temprano, por lo tanto sus experiencias durante la lucha de Jasic y la represión consiguiente son lecciones útiles.

Sobre la cuestión de priorizar las regiones costeras frente a las del interior, los guardias jóvenes tampoco están de acuerdo con los viejos guardias. Afirman que China tiene 287 millones de trabajadores migrantes, que comprende el 70% de la clase obrera; las luchas de los trabajadores chinos están más concentradas en las regiones costeras del este, especialmente el delta del río Perla; la clase obrera en las regiones del interior es pequeña en número, no está concentrada, y por lo general es menos militante.

Se burlan de la idea de “establecer las bases revolucionarias del proletariado en el interior,” calificándolas de fantasías de “revolucionarios de salón”. En un artículo, incluso denuncian las sugerencias de los viejos guardias como ‘capitulacionismo’ y les acusan de “apuñalar a sus camaradas desde el punto de vista capitalista”.

Los jóvenes guardias creen que, a pesar de que la lucha de Jasic ha tenido algunos contratiempos, que no ha sido un fracaso total – también ha tenido algunos logros. Por ejemplo, la discusión en China sobre la situación social está predominantemente en manos del Estado y los liberales, pero la lucha de Jasic fue un paso importante que ha permitido que las masas oigan las voces de la izquierda.

La movilización estudiantil también habría demostrado que las decenas de millones de estudiantes universitarios son la reserva de talento de la izquierda china y apunta un futuro brillante para la izquierda.

¿Continuar la lucha?

Al menos en apariencia, los jóvenes guardias ml-ml no aceptan las críticas y las sugerencias de los viejos guardias. A pesar de las pérdidas que sufrieron, continúan en la lucha a su manera, con gran entusiasmo. Como se describe en el Mensaje de Año Nuevo del Grupo de Apoyo:

“… El 26 de diciembre, el 125 cumpleaños del presidente Mao Zedong, cuatro representantes del Grupo de Apoyo fueron a su lugar de nacimiento, Shaoshan. Sus apasionados discursos y canciones ganaron el aplauso de la audiencia. La gente de todas las regiones del país, sin miedo a los trucos de la autoridad, se unieron al Grupo de Apoyo en su lucha por la justicia y se sumaron al esfuerzo para rescatar a los camaradas detenidos …

“Todo el mundo en el GAJ (Grupo de Apoyo Jasic) está dispuesto a apoyar a los camaradas en las prisiones capitalistas y para sacrificarlo todo por la liberación de la clase obrera, preparados para ser detenidos y esposados por la sucia policía de Guangdong que defiende a los capitalistas!”.

Como observador externo, acepto que algunas de las críticas y las sugerencias de los viejos guardias no tienen sentido y entiendo que los activistas no pueden dar a conocer todas sus estrategias y tácticas bajo un régimen autoritario. Sin embargo, algunos problemas son aún discutibles.

En primer lugar, el discurso social en la China de hoy es muy reaccionario. El “liberalismo” chino está lejos de ser la peor parte de la derecha – las ideas racistas, el sexismo, el nacionalismo, el patriarcado y el burocratismo tienen mayor influencia que las ideas de izquierda en general.

En este entorno, las consignas ultra-izquierdistas pueden desanimar a algunos jóvenes partidarios de la izquierda. Por ejemplo, el número de jóvenes estudiantes o trabajadores que están sinceramente dispuestos a “sacrificar todo por la liberación de la clase obrera” o “ser detenidos y esposados por la sucia policía” – especialmente cuando son conscientes de que su sacrificio no supondría ningún beneficio para los trabajadores cuyos intereses se han comprometido a servir.

Por otra parte, ya que muchos de los que están dispuestos a hacer tales sacrificios están en la cárcel, ¿quién va a reclutar y formar a más jóvenes para la izquierda? Los artículos en los medios sociales probablemente no serán capaces de sustituir el trabajo de organización en el mundo real.

En segundo lugar, si el gobierno de Guangdong es controlado por capitalistas y reaccionarios, ¿los que están en Beijing son acaso nuestros camaradas? Creo que tenemos que tener en cuenta que, independientemente de las luchas entre facciones de la clase dominante, todas ellas comparten una orientación común que es la de suprimir todas las resistencias de la clase obrera en el conjunto de China.

El gobierno central de Beijing a veces afirma que “ama a los trabajadores y los pobres”, pero esto es sólo su división del trabajo en el juego de “policías buenos y malos”. La izquierda no debe enviar el mensaje a las masas de que algunos ‘hermanos mayores’ están de nuestro lado, incluso con el fin de rescatar a sus camaradas.

En tercer lugar, el debate regiones costeras o del interior no es una cuestión en blanco o negro. Si algunas personas pueden organizar o establecer contactos con los trabajadores de las regiones del interior, deben hacerlo; si los demás encuentran que es más fácil construir grupos en el delta del río Perla, deben continuar su trabajo.

No es una cuestión de principios. Hay muchas universidades en las ciudades del interior, que también están industrializadas, como Wuhan y Chongqing; también hay grandes empresas estatales y una clase obrera tradicional en ciudades costeras como Shanghai.

Imaginemos un escenario: un estudiante de izquierda va a la universidad en Wuhan y se dedica a actividades de apoyo a los trabajadores locales; después de graduarse se traslada a Shenzhen para unirse a un grupo que comparte la misma política, mientras que algunos de sus compañeros de izquierda deciden quedarse y seguir trabajando con los trabajadores locales de Wuhan.

Después de algunos incidentes, acaba en la lista negra de la policía de Guangdong y es constantemente acosado allí; tiene que volver a su ciudad natal, donde la represión no es tan grave, y empieza a ponerse en contacto con los izquierdistas locales … Este escenario es probablemente la respuesta más natural y práctica para los jóvenes izquierdistas de la China de hoy.

Notas:

  1. En el pasado, algunos de ellos también esperaban que la facción maoísta en el partido se hiciese con el poder y llevase al país por su senda preferida. La caída de Bo Xilai, rompió esa esperanza.
  2. Los liberales chinos y de extrema derecha a menudo se refieren a los maoístas como “Mao Zuo.” Este término puede causar confusión. La traducción literal al inglés es “izquierda maoísta”, que distingue a los maoístas de otros izquierdistas. Pero la gente también traduce este término por “izquierda maoísta”, que indica que hay una derecha maoísta. Para los liberales y la extrema derecha, “izquierda” es una palabra negativa, por lo que este término se utiliza generalmente de una manera irrespetuosa. Los izquierdistas no-maoístas utilizan este término también, pero las implicaciones son complicadas. Algunas personas piensan que todos los maoístas son estalinistas y cuando les llaman “Mao Zuo” dan a entender que son engañosos. Otros tratan a los maoístas de izquierda con más camaradería y creen que podrían ser aliados en muchas luchas; por lo que se refieren a los maoístas de izquierda como “Mao Zuo”, para distinguirlos de los maoístas pro nomenklatura.
  3. En noviembre de 2017, la policía allanó un grupo de lectura de la Universidad de Tecnología de Guangdong. Cuatro participantes fueron detenidos y otros cuatro se convirtieron en fugitivos. En sus cartas abiertas publicadas más tarde, algunos de ellos se identifican como ml-ml. Se puso en marcha una campaña de solidaridad a nivel nacional. En marzo de 2018, la policía de Guangdong habían retirado los cargos y todos los ocho jóvenes habían sido liberados.
  4. Al final resultó que la policía de Guangdong retiró los cargos antes de que los fugitivos fueran convencidos de entregarse.

Qian Benli es el heterónimo de un activista por los derechos obreros chino.

Fuente: Against the Current, mayo-junio 2019.

Traducción de Enrique García para Sin Permiso: http://www.sinpermiso.info/textos/la-lucha-de-jasic-debate-de-balance-entre-los-maoistas-chinos

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=257362

Anuncios

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.