“Se perfora la roca más dura con la constancia y perseverancia del cauce revolucionario”

Entrevista a Heber Padilla, miembro exiliado del Partido Libertad y Refundación de Honduras

 

 

 

En alusión a aquél búho de Minerva que despliega sus alas al aire para darle una mirada a aquella desmedida realidad que muchas veces supera a la ficción por ser tan trágica y lúgubre como un eterno espanto onírico, las palabras de Heber recobra otra percepción, tiene una suerte de Caja de Pandora porque en lo más recóndito de sus penumbras después de que los últimos esperpentos de esta historia se hayan esfumado, está ese hálito de vida que tiene por ventura nombre de mujer: Esperanza. En las palabras del joven hondureño Heber Padilla existe mucha esperanza y perseverancia para que su Honduras transite en un mediato tiempo por senderos de cambio revolucionario, como dijera Oviedo, si el agua perfora la roca es por su constancia y perseverancia y a Heber esa fuerza está en la unidad como manifiesta al final de ésta nota y es la que se mueve tan diametral a la historia de Honduras.Heber llegó a estas tierras solidarias de Odín donde recibió su asilo político porque su vida corría peligro en Honduras, víctima de una constante persecución política, sufrió un atentado a muerte e intento de secuestro por parte de la policía y sicarios paramilitares del régimen dictatorial por denunciar permanentemente los actos de corrupción y organizar a sectores de la población para luchar desde la manifestación social como miembro del Partido Libertad y Refundación contra ese modelo de exclusión controlado e impulsado por políticos corruptos en función de gobierno que controlan el narcotráfico.

Heber Padilla se licenció en Ciencias Sociales y Política y es miembro activo de la fuerza política contestataria al régimen actual de Juan Orlando Hernández.

Pregunta E.J. Un análisis político, histórico de la región de América Central con incidencia en los procesos revolucionarios, sus logros, desafíos, sus retrocesos y la correlación de fuerzas en el último decenio.

R .- Centroamérica históricamente ha sido una región con bastante conflictividad social, política y económica, a consecuencia de los diferentes problemas, heredados desde la colonia española y los pos consiguientes modelos de dominación, la aplicación de malas políticas económicas, la explotación, la concentración de riqueza en pocas manos, la extrema pobreza han llevado a los pueblos, a lo largo de las décadas a varios procesos que han buscado cambios profundos en Centroamérica, como en el caso de Nicaragua en 1979 donde su pueblo tuvo que emprender una lucha armada para buscar cambios, caso similar en el Salvador con una larga lucha de guerrillas de 1980 en adelante, donde murieron muchos salvadoreños, Guatemala también ha tenido sus procesos de luchas constantes buscando solucionar sus problemas, Costa Rica es el país donde la clase gobernante tiene un poco más de madurez política y han decidió por medio de las urnas buscar alternativas para solventar sus problemas. Honduras es un caso particular dominada siempre por otras potencias usada como laboratorio político y económico por los Estados Unidos durante décadas, a lo largo de su historia ha hecho entrega total de sus grandes recursos naturales y explotada por grandes compañías transnacionales. Centroamérica pasa en este momentos por una profunda crisis es difícil en Centroamérica abstraerse de la dinámica económica de los Estados Unidos, cada vez que el imperio Norteamericano entra en crisis, trae como consecuencias graves implicaciones en los países que orbitan cerca, pero en las últimas dos décadas los pueblos centroamericanos han tomado más conciencia de la realidad de cada uno de sus países de los problemas a los que enfrentan, pero principalmente tienen más claridad de quienes son los responsables y causantes de la pobreza extrema y la violencia, Centroamérica pasa un momento de luchas constantes, los pueblos que han despertado con mucha conciencia han entendido que por muchas décadas fueron burlados, engañados, masacrados y no están dispuestos a seguir de la misma manera, los pueblos centroamericanos están de pie y dispuestos a luchar por sus soberanías y su bienestar.

E.J. Por qué se da la diáspora del exilio en estos tiempos y su caso personal.

R.- La migración en Honduras es un fenómeno social que se manifiesta en la mayoría de los sectores de la sociedad hondureña, en Honduras siempre hubo migración hacia otros países, pero en los últimos 9 años ha existido un desbordamiento de las cantidades de Hondureños que salen del país huyendo de la violencia generalizada, de la pobreza y de la guerra que el estado ha declarado con quienes se oponen a las mafias manejadas por políticos corruptos y narcotraficantes, en octubre del 2018 se comenzó a organizar una caravana por pobladores que viven en grandes sectores empobrecidos de diferentes comunidades, desde la cuidad de San Pedro Sula al norte de Honduras que es la cuidad más violenta del país, unas 10 mil personas se fueron sumando en diferentes puntos del camino con la intención de llegar hasta los Estados Unidos y buscar mejorar las condiciones de vida, esta diáspora de hondureños, es el resultado de la descomposición del estado y la sociedad hondureña, es la manifestación más clara de la desesperación de una población que huye de la violencia, que huye de la falta de oportunidades, que huye de la falta de salud pública, es una población que no encuentra alternativas a sus problemas, es una población que no encuentra respuestas a sus demandas sociales, es una población que huye de la corrupción y el narcotráfico que impera en la presidencia de Honduras, es una población que se va del país por la mala administración pública que ha saqueado las instituciones como el seguro social, la empresa de energía eléctrica dejando indefensos a los sectores más pobres y vulnerables. Los niveles de indignación y desesperación terminaron de explotar en las elecciones del 26 de noviembre del 2017 donde el presidente en funciones Juan Orlando Hernández, se reeligió ilegalmente violando la constitución de la república, el 70% de la población asegura que el presidente en funciones perdió las elecciones y se impuso con un descarado fraude electoral, donde estallo una crisis política y social que trajo como consecuencia cientos de personas asesinados, muchos presos políticos y la persecución política más violenta que jamás se haya visto en el país.

E.J. Cuales son los móviles del alto índice de homicidios en Honduras y la situación actual del narcotráfico?

R.- La violencia en Honduras tiene raíces históricas que nos explican como en los últimos 30 años el país se ha convertido en unos de los países más peligrosos del mundo, la acumulación de riquezas y recursos en pocas familias, la tenencia de grandes cantidades de tierras y el control del poder político y las instituciones en las mismas manos, esto ha generado una violencia generalizada que pareciera no tener una solución, Honduras se ha ido al abismo con la enorme inseguridad que afecta a todos los sectores de la sociedad hondureña, el problema de la violencia se ha escapado del control del estado, de la empresa privada, de los partidos políticos y hasta de los Estados Unidos que coordinan las políticas de seguridad en Honduras, los hondureños salen de sus casas con el miedo de no saber si van a regresar con vida a sus hogares, es una sociedad en pánico permanente, pero esa violencia tiene responsables, según la ONU Honduras es el país que en proporción a su población tiene las más alarmantes violaciones a la libertad de expresión, es altamente peligroso para los defensores de los recursos naturales, una gran cantidad de compañeros han sido asesinados por defender los ríos, las montañas, los valles, la ONU en su último informe sobre la crisis post electoral de 2018 señala al estado de Honduras como violador de derechos humanos, identifica a las fuerzas armadas y policías usando una violencia desmedida en contra la población señala al Estado de Honduras de ser el responsable de la muerte de más de 30 ciudadanos en diferentes protestas, también la falta de oportunidades, el fracaso de las políticas económicas, el ahogamiento de la ciudadanía con una serie de impuestos sin control también son parte de esa violencia estructural promovida desde el Estado, otro elemento es el control del narcotráfico en todos los estratos sociales y la infiltración en toda la institucionalidad del país, hay una clara y enorme vinculación de la clase política tradicional, diputados, ministros y funcionarios del más alto nivel en el gobierno actual que están involucrados con los grandes carteles de narcotráfico, para prueba de ello tenemos el caso más reciente que se ha convertido es un escándalo mundial donde el hermano del presidente actual Juan Orlando Hernández, ha sido acusado por la fiscalía del distrito sur de Nueva York de ser un narcotraficante a gran escala que movía toneladas de droga hasta los Estados Unidos, el reclutamiento de jóvenes por parte de carteles de narcotráfico para labores de venta y distribución de cocaína y otras drogas está a la orden del día y la guerra entre las plazas de venta de drogas que administran estos jóvenes parece ser eterna, masacres todas las semanas entre bandas criminales, con la venia del Estado, es urgente un cambio en la política de seguridad que construye un modelo ciudadano inspirado en el desarrollo del ser humano que intervenga rápidamente los sectores más afectados del país y se hagan acciones acciones democráticas en beneficio de los habitantes.

E.J. A nivel continental los pueblos originarios están en contra de mega proyectos que amenazan con expropiar sus tierras y devastar su habitad como es la lucha de los hermanos chiapanecos hoy en día en México, el caso de aquel Canal en Nicaragua, de los aborígenes en el Brasil o la carretera que pasa por el corazón de la reserva natural del Tipnis en Bolivia. ¿Qué casos tienen de ésta índole en Honduras?

R.- El estado de Honduras en los últimos 9 años ha otorgado 302 concesiones para la explotación y la exploración minera en una superficie territorial de más de 2000 kilómetros cuadrados, que han dejado grandes daños al medio ambiente y a las comunidades, entre los departamentos que más tienen concesiones mineras son el departamento de Olancho, Choluteca, El Paraíso, Colón, Santa Bárbara, Cortez, Atlántida, seguido de Comayagua y Francisco Morazán, en la mayoría de estas comunidades ha existido un grave daño especialmente a las fuentes de agua, también esta actividad minera sólo genera alrededor de 2000 empleos, en cambio la agricultura por ejemplo genera un millón, lo que pone en evidencia que esta actividad es más perjudicial que beneficiosa, porque para que se desarrolle se produce el desplazamientos de las comunidades indígenas y campesinas, en este momento Honduras está pasando por un aumento en la conflictividad en los territorios donde se ejecutan estos proyectos de extracción minera y generación de energía eléctrica, existe una crisis en el tema extractivista, las comunidades indígenas y campesinas han aumentado las acciones de rechazo a estos proyectos, hacen manifestaciones, tomas de carreteras, tomas de instalaciones y diferentes acciones, el punto más alto del rechazo a estos estos proyectos, fue en el 2016 con el asesinato de la líder campesina Berta Cáceres, que había recibido unos meses atrás el premio Goldman y eso la logró visualizar como un referente en la defensa de los recursos naturales y contra el extractivismo, las comunidades en la actualidad siguen en una profunda batalla contra todo un modelo extractivista en Honduras, y se siguen organizando en todo el país para defender sus recursos y su tierra. Para poner un alto a los conflictos se necesita voluntad política y es por eso que Honduras necesita un cambio urgente de gobierno, que responda a los intereses de nuestras comunidades.

E.J. Como joven que es, qué opina del rol histórico que juega la juventud hondureña en estos tiempos?

R.- La juventud hondureña pasa por un momento trascendental, donde la coyuntura actual es desfavorable y de mucho sacrificio, Honduras es un país que no tiene una política de Juventud clara, el estado no se ha hecho responsable de las necesidades básicas para el desarrollo integral de los jóvenes en el país, el estado ha llegado a tal punto de intolerancia hacia la juventud que la ve como enemiga, la criminaliza, sólo el simple hecho de ser joven está uno estigmatizado como delincuente, todos los proyectos que se proponen en benéfico de los sectores juveniles son vistos por el Estado como gastos innecesarios y no como una inversión valiosa, los sectores de juventud más vulnerables están ahogados en la pobreza y el crimen muchos son reclutados por los carteles de narcotráfico y pandillas, son jóvenes sin salida alguna, sin ninguna oportunidad en la vida, los jóvenes en Honduras sólo quieren una oportunidad para demostrar que si pueden, que si son capaces de ser buenos profesionales, deportistas, científicos, artistas, etc., la juventud en Honduras está de pie luchando, ya no se deja engañar por la política tradicional, es una generación diferente que ya no cree en los viejos discursos, ni en las viejas formas de hacer política, le tiene un rechazo enorme a la clase política tradicional, en los últimos años la juventud ha tenido una visión más clara sobre la realidad de su país, por eso se ha trabajado con la intención de conducir los procesos de cambio, en este momento se necesita seguir trabajando en todos los sectores de juventud creando conciencia del rol que jugamos en el país, hay que seguir construyendo y peleando los espacios para que esta nueva generación sea protagónica en los procesos de cambio, hay que seguir organizando en todos el país para hacerle frente a la dictadura y derrotarla.

E.J. Su mensaje al pueblo hondureño en estos tiempos de reflujo.

R.- mi mensaje final para mi amado pueblo hondureño es la unidad, unidad y más unidad, dejar a un lado todo lo que el sistema nos ha impuesto, el individualismo, el egoísmo, debemos de pensar ya en todos, en colectivo, despojarnos de nuestros propios intereses y pensar en la patria y en nuestro pueblo que es masacrado todos los días, porque mientras no nos organicemos y sigamos divididos, ellos que si están unidos para la maldad, para los abusos, para el crimen, nos seguirán teniendo en la peor de las miserias, por eso la unidad y la organización son lo más importante en este momento, para derrotar al narcotraficante y dictador que gobierna Honduras.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=257051

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.