Samir Flores, un mes de impunidad

 

 

 

Samir Flores era un campesino nahua del pueblo de Amilcingo, al oriente del estado de Morelos. Durante años fue integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua, organización que agrupa comunerxs de distintos pueblos de la región que resisten frente a los megaproyectos del capital. Samir era conocido por su trabajo político desde abajo: participó como delegado del Congreso Nacional Indígena (CNI), fue fundador de la radio comunitaria Amiltzinko y sobresalía por su capacidad para comunicar de manera sencilla, pero profunda, las problemáticas de los pueblos morelenses.Desde el año 2012 Samir fue un opositor del Proyecto Integral Morelos (PIM), el cual contempla un gaseoducto de 160 kilómetros en zona de riesgo volcánico y la construcción de una termoeléctrica de ciclo combinado en la comunidad de Huexca. A lo largo de los años, el Frente de Pueblos realizó plantones, marchas, clausuras simbólicas, foros de discusión y protestas de todo tipo para difundir los agravios a las comunidades con el objetivo de evitar la imposición del gaseoducto y la termoeléctrica que pone en riesgo el agua en el territorio. Sus demandas fueron reconocidas en muchas geografías del México de abajo ante los oídos sordos del Estado durante dos sexenios. De manera sistemática, la estrategia gubernamental ignoró la oposición y recurrió en diferentes momentos a la mentira, la represión y la cooptación [1].

En la última etapa, el gobierno de la autollamada “cuarta transformación” anunció la realización de una “consulta” en 60 municipios de los estados de Tlaxcala, Morelos y Puebla para definir sí continuaban los megaproyectos (casi concluidos) o eran cancelados. El presidente Andrés Manuel López Obrador envío entonces al delegado federal para Morelos Hugo Erick Flores, ex dirigente del Partido Encuentro Social (PES), quien se encargó de gestionar la consulta. Durante varios momentos, se reunió con distintas autoridades agrarias y simuló diálogos públicos. Cinco días antes de la consulta, el Frente de Pueblos acudió a un evento donde estaba el delegado federal, ahora integrante del partido político MORENA. En ese lugar, Samir tomó la palabra y planteó las contradicciones del PIM y los riesgos ecológicos que traería para los pueblos la imposición de proyectos como la termoeléctrica.

Un día después Samir fue asesinado afuera de su domicilio en Amilcingo. Recibió impactos de bala a quema ropa. Sus asesinos huyeron y hasta el momento la Fiscalía General de la Republica no ha generado un proceso serio de investigación que pueda dar con los culpables. En los primeros indicios, el delegado federal Hugo Erick Flores criminalizó al propio Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua y llamó a que se investigará a sus integrantes [2]. Por su parte, la Fiscalía de Morelos extravió una supuesta pancarta del “crimen organizado” que abría otra línea de investigación para ligar a Samir a grupos delincuenciales sin fundamento alguno [3]. El presidente lamentó el hecho pero dio la orden de continuar con la consulta donde el “SI” ganó con un supuesto 59% a pesar de la múltiple exigencia de los pueblos para cancelarla.

Los días pasan y la Fiscalía no ofrece respuestas para alcanzar un mínimo de justicia. La impunidad que corroe al Estado mexicano continúa intacta. Por ello, sostengo que para entender el móvil del asesinato de Samir, es vital considerar los antecedentes que dan cuenta del constante agravio a las comunidades campesinas e indígenas de Morelos a causa del PIM. La violencia de Estado contra Amilcingo no es nueva, es sistemática y con el asesinato de Samir llegó a un punto culminante.

Una de las últimas intervenciones de Samir durante una protesta en Cuautla, apenas un par de días antes de la consulta, pueden ayudarnos a comprender lo que está en juego al momento de defender el territorio y a partir de sus palabras, recobrar la esperanza de que solo organizados, sin claudicar, sin venderse y sin rendirse será posible resistir a lo que viene:

Hemos escuchado que las decisiones de este gobierno es echar a andar lo que quedó inconcluso con el gobierno de Peña Nieto. Tenemos que reorganizarnos y seguir hacia adelante. Decía por allá el compañero: “malditos aquellos que con sus palabras defienden al pueblo pero con sus hechos lo traicionan”. Y es lamentable como un puñado de políticos corruptos, hemos llegado con ellos, se han tenido algunas pláticas y cuando están en el poder dejan que las cosas fluyan. Prefieren que las cosas continúen, por intereses quizá también propios.

Compañeros, en las comunidades quizás algunas más divididas que otras, más denostadas que otras, pero ahí estamos. En la comunidad de Amilcingo desde 2012 cuando emprendimos esta lucha contra el gaseoducto también crearon un grupo de choque que hasta ahora sigue trabajando a favor del gobierno. Quizás perdió un poco de fuerza ahora con este nuevo gobierno pero siguen estando ahí. Siguen haciendo daño. Siguen estando del lado del gobierno, al servicio de los intereses del gobierno. Nos han fabricado delitos. Han encarcelado a algunos compañeros. Nos han golpeado a otros. Han denostado a otros más y pues bueno quienes estamos aquí en este momento, pareciera para algunos que tenemos intereses económicos y entonces andamos persiguiendo dinero. Cuando nuestro interés es otro y nos conocemos compañeros, de dónde emanamos, de dónde venimos y hacia dónde vamos y qué queremos, desde luego. Pero entonces compas, creo que lo que sí tenemos que tener bien claro es que más allá de que alguno, dos o tres puedan ser tentados por el poder, puedan ser tentados por el dinero, creo que los demás tenemos que seguir firmes en el trayecto hacía donde queremos.

Es inevitable que alguno llegue a tropezar, es inevitable compas. La traición también es parte de la lucha. Esa traición siempre va como esa dualidad inevitable. No puede existir lo bueno sin lo malo. El día sin la noche. Lo dulce sin lo amargo. Pero entonces compañeros, la mayoría tenemos que seguir caminando. Muchos compañeros se han quedado en el camino. Se han rendido como lo hemos dicho. Se han dejado convencer por ciertos intereses, pero creo compañeros que nosotros seguimos firmes. La comunidad de Amilcingo le sigue pesando todavía del 2012 para acá. Hay un divisionismo que han creado y un político que ha causado esa división y la confrontación en la comunidad. Pero seguimos resistiendo y seguimos avanzando. Nos han querido imponer de una y mil maneras. Nos pusieron obras públicas con el dinero del gaseoducto y ahora quieren pasar a nuestros hijos de la escuela primaria a una obra pública con dinero del gaseoducto. Nosotros no estamos de acuerdo con esas personas que han vendido su dignidad y han vendido la educación, han vendido ya el agua, han vendido todo pero ahí estamos algunos más para salir adelante y defender la dignidad de cada uno de los pueblos. Creo que por eso estamos aquí reunidos compas.

Entonces, más allá de lo que se pueda determinar en días posteriores contra esas determinaciones, aun si es en contra de nosotros tenemos que sobreponernos. No esperemos que las cosas nos vayan a favorecer. Y si lo son, pues qué bueno compañeros, quizás habrá medio camino ya logrado, pero si no tenemos que continuar. Y bueno, pues ojalá podamos correr con la misma suerte de los compas de Atenco que también han estado presentes, que han estado también en esta lucha y ojalá podamos correr con esa misma suerte, de lo contrario aquí estaremos compañeros, para seguir luchando organizados.

Muchas gracias compañeros. ¡Adelante!

A un mes del asesinato y mientras la justicia no venga de arriba, la comunidad de Amilcingo en compañía del CNI, el Concejo Indígena de Gobierno y distintos colectivos y organizaciones en lucha convocaron el próximo 9 de abril a una asamblea para reorganizar el movimiento frente a los megaproyectos y el 10 de abril a recorrer los pueblos de Morelos en el marco de la conmemoración de los 100 años del asesinato de Emiliano Zapata, quien luchó por tierra y libertad frente a la explotación de los hacendados, al igual que lo hizo Samir frente al despojo provocado por el capital.

Referencias:

[1] “¿Quién mató a Samir?”, en Proceso. Disponible en: https://www.proceso.com.mx/572488/quien-mato-a-samir?fbclid=IwAR1dY-0ym-lnztnOpLto2ZQ5PF_Z-xtum1ouWr1rDkhYjo7vzDOg0JjxrQ8

[2] “Delegado federal pide investigar a frente opositor a termoeléctrica por el asesinato de Samir Flores”, en Animal Político. Disponible en: https://www.animalpolitico.com/2019/02/delegado-morelos-frente-opositor-samir-flores/

[3] “Fiscalía de Morelos confirma que perdió evidencia sobre el asesinato de Samir Flores”, en Proceso. Disponible en: https://www.proceso.com.mx/573290/fiscalia-de-morelos-confirma-que-perdio-evidencia-sobre-el-asesinato-de-samir-flores

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=254011

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.